Hablemos de E-Commerce: ¿Woocommerce o Magento?

febrero 20, 2015 | Desarrollo web | Sin Comentarios
Magento VS Woocommerce - Bÿ Sixtudio

Últimamente el comercio electrónico está creciendo como la espuma, y los e-commerce están brotando como setas, generando incluso una burbuja en el sector, e implicando a que muchos se aprovechen de ello de manera poco profesional, volviendo a la venta de “humo” y valiéndose del desconocimiento de los clientes.

Si bien es cierto, hay un lado positivo en todo esto. Bien aprovechado, hay multitud de negocios que pueden renovarse con las ventajas que el comercio electrónico les brinda, o incluso crear nuevas líneas de negocio, todo ello para adaptarse a un nuevo paradigma en el que los consumidores tienen necesidades renovadas, nuevos valores y aptitudes, y en definitiva un nuevo modelo de consumo que combina en online y el offline tradicional.

Debido al éxito que están teniendo muchos sitios web de comercio electrónico y a este nuevo paradigma de consumo, se está produciendo una mayor demanda en la realización de proyectos de este tipo, en el que las ventas a través de internet cobran enorme protagonismo.

Sin entrar a explicar el porqué de que este tipo de sitios tengan cada más éxito y el impulso que puede suponerle a algunos modelos de negocio (sí, no todos los negocios pueden beneficiarse del e-commerce), vamos a intentar esclarecer las diferencias y las dudas que surgen en el momento de comenzar un proyecto de este tipo y saber en qué plataforma se basará el sitio web, y como consecuencia de esto, cómo empezaremos a elaborar un presupuesto, que es al fin y al cabo lo que más le importa al cliente en la fase previa a la venta, llamémosle inversión previa.

Hoy en día, al menos desde Sixtudio, nos planteamos siempre la elección entre dos de las “grandes” plataformas de internet cuando hablamos de e-commerce: Woocommerce (basado en WordPress) y Magento.

¿Que por qué nuestra elección se basa teniendo en cuenta estas dos plataformas? Pues muy sencillo, por la versatilidad de una y por la potencia de la otra, y porque tenemos que hacer un “traje a medida” para las necesidades del cliente.

Para que os podáis hacer una idea rápida con un símil que pensamos que se entiende bastante bien, comparando estas dos plataformas como si fueran tiendas físicas: Os podéis imaginar a Woocommerce(WordPress) como una Nike Store, es decir, una tienda no excesivamente grande que permite personalizar hasta el último detalle de su diseño y decoración con una inversión moderada y que aunque tiene un buen abanico de productos, es fácil de gestionar y no tiene una actualización de productos muy frecuente.

Por otro lado, Magento sería el Corte Inglés (y no nos referimos a su web, por supuesto), es decir, Magento sería una tienda enorme, en la que se puede personalizar hasta el último detalle pero debido a su magnitud y complejidad, requiere una inversión mucho más grande que la que se requeriría en la “pequeña” Nike Store. Magento equivaldría a una tienda que maneja un abanico de productos muy amplio, con alta rotación, con variedad de gamas, de categorías, un número elevado de referencias, y que necesita un control de stock muy potente que, además, se actualizan constantemente.

Dicho esto, parece evidente que más “barato” no implica que sea más rentable, ni más caro quiere decir que vaya a ser mejor para un proyecto determinado. Eso dependerá siempre de lo que el cliente busque y su proyecto necesite. No por tener una plataforma más potente vamos a aprovechar siempre su máximo rendimiento, sino que si elegimos una plataforma más potente innecesariamente, puede que hagamos más complejos otros procesos sencillos, como implementar algunos módulos, o maquetar cambios en el diseño.

Y al contrario pasa igual, elegir una plataforma más cómoda, dinámica y visual, puede entorpecer procesos de gestión de producto cuando manejamos un catálogo muy heterogéneo.

Teniendo como referente este símil, quedan claras las diferencias que puede haber en cuanto al precio y a las necesidades de cada uno, y lo que es más importante, es necesario adaptarse a lo que el proyecto requiere, y de ahí la dificultad de realizar un presupuesto a ciegas, sin realizar un briefing previo y los requerimientos del proyecto y el cliente.

Bÿ Sixtudio.

Dejar un Comentario

Tu e-mail no será publicado.

¿QUIERES FORMAR PARTE DE LA ASOCIACIÓN?

Somos un asociación que acaba de nacer como proyecto y cuanto más gente forme parte de él, mejores ideas irán viendo la luz.

ASÓCIATE